Usando el apalancamiento en Forex

Usando el apalancamiento en Forex

En el mercado de monedas internacionales existe una figura llamada apalancamiento. Esta figura es usada por los inversores para generar ingresos de los movimientos de los tipos de cambio entre 2 monedas específicas.

En cada uno de los mercados puede existir la figura del apalancamiento, sin embargo el apalancamiento que podemos encontrar en el mercado Forex es uno de los más altos posibles.

En palabras sencillas, el apalancamiento es como una clase de préstamo que el broker de Forex le ofrece a sus clientes luego de que aperturan una cuenta con él, teniéndose como garantía de ese préstamo el depósito de apertura.

La proporción de los apalancamientos puede ser variable, algunos son altos y otros son bajos, todo teniendo que ver con la clase de broker y el volumen de la posición que el inversor esté colocando.

Por ejemplo, si deseamos negociar 100.000 dólares en una moneda con un margen de 1%, el inversor apenas deberá hacer un depósito de 1000 dólares en su respectiva cuenta. Entonces, el apalancamiento adecuado para esta operación sería de 100 :1.

Lo primero que podremos esgrimir es que un nivel de apalancamiento de 100:1 es demasiado alto debido al riesgo que se corre. Sin embargo hay que tener en cuenta que el riesgo se ve limitado dado que las cotizaciones de las monedas acostumbran moverse en menos de 1% en la transacciones diarias.

Aunque el apalancamiento es un recurso que nos hace capaces de alcanzar ingresos importantes, hay que considerar muy bien que eventualmente podría causarle daño a las cuentas de los traders.

Por ejemplo, si una moneda en cuestión en una de nuestras transacciones fluctúa en dirección contraria de lo que pensábamos que iba a pasar , el apalancamiento elevará en gran medida la pérdida que pueda presentarse.

Es aquí que para evitar que una calamidad de esa magnitud pueda ocurrir, los inversores echan mano de otro recurso que todos conocemos: el stop loss.

Veamos ahora un ejemplo práctico que nos ayudará a aclarar las dudas.

Cuando implementamos un nivel de apalancamiento muy exagerado, nuestras cuentas de inversionistas caminan sobre la cuerda floja, con el abismo a ambos lados. Veamos:

Vamos a imaginarnos que poseemos 10.000 dólares en nuestra cuenta, es decir, nuestro margen es 10.000 dólares. Luego tomamos 2.500 dólares con un apalancamiento de 400:1 para adquirir 1.000.000 en una moneda especifica.

Ahora supongamos que lamentablemente la tendencia nos da la espalda y el mercado fluctúa unos 100 pips en oposición a nosotros. Bueno, si todo se refería a un solo dólar, las cosas se reducirían a un simple centavo.

No obstante, en la situación de estudio que estamos abordando, estaríamos hablando de 10.000 dólares. Esto implicaría que todos los recursos que tenemos en nuestra cuenta tendrían que ser utilizados para soportar las pérdidas que hemos generado.

Es en este momento que nuestro broker va a realizar un margin call , lo cual quiere decir que el broker va a cerrar la transacción, sin preguntarnos nada y empleando hasta el último centavo de los 10.000 dólares que tenemos para rescatar el dinero del préstamo que nos hizo. Nuestra cuenta quedaría vacía y los bolsillos del broker bien llenos.

Desafortunadamente este cuadro se repite con frecuencia.

Aun si la transacción es al final positiva, una elevación inesperada o un retroceso en el tipo de cambio inmediatamente luego de aperturar nuestra negociación podrían ser lo que se necesita para hacer el margin call que cancelaría toda nuestra operación.

Aquí la interrogante es: ¿De qué manera podríamos utilizar el apalancamiento para producir buenos rendimientos sin caer en las pérdidas escandalosas?

Consejos para utilizar de mejor manera el apalancamiento

Ahora vamos a enumerar algunos consejos para implementar un apalancamiento razonable y efectivo que juegue a nuestro favor:

* Emplear esta figura de manera controlada. Afortunadamente, ya existen regulaciones en este respecto y uno de los ejemplos está en los Estados Unidos en donde el apalancamiento es limitado a no más de 50:1.

* Es importante el utilizar solo un pequeño porcentaje de nuestro margen en cada transacción. Un 4% suena como un valor razonable. Esta medida limita en gran manera los efectos nocivos que el apalancamiento podría generar en nuestras cuentas.

Sin embargo siempre hay que hacer una gestión inteligente de las transacciones para llevar las ganancias lo más alto posible y hacer que las perdidas se reduzcan.

* Emplear las ordenes de stop loss de forma adecuada para no ahorcar nuestras transacciones apalancadas, tratando de protegernos de cualquier daño mortal a nuestras cuentas.

Conclusión

En nuestra conclusión podemos decir que  el uso del apalancamiento de manera adecuada, inteligente y cautelosa puede definitivamente ayudar a incrementar nuestros ingresos.

No obstaste, estar bien conscientes de los riesgos que esta figura implica, además de una administración correcta de nuestras cuentas, puede mantenernos alejados de sufrir circunstancias en las que las perdidas causen un daño irremediable en nuestras cuentas.

11

No hay comentarios

Escribir un comentario